jueves, 27 de junio de 2013

Buscando piruletas por Amsterdam

Hace un par de veranos estuve en Amsterdam. Por placer, por vacaciones, y porque es uno de los pocos destinos low cost que aún mantiene mi ciudad (de provincias). Por supuesto Amsterdam tiene muchos más atractivos que el descanso y el precio, y así lo constaté en esos días de escapada que me supieron a gloria. Pero también tiene un atractivo añadido en el que todos piensan cuando viajas allí, y es la laxitud en las leyes relacionadas con el consumo de cannabis. En este sentido, tus amigos te miran con sorna cuando dices que viajas allí, y alguno de ellos, como fue en mi caso, te hace un "encarguito". La petición en concreto era encontrar unas piruletas muy alejadas de aquellas rojas de Fiesta que relamíamos en el patio del colegio.

Piruleta de caramelo fundido
Una piruleta muy especial


Buscando piruletas por Amsterdam... ¡y encontrándolas!


El tema me dejó a cuadros, cómo iba a encontrar yo esas piruletas en una ciudad desconocida, cómo iba a preguntar por ellas y lo más importante: dónde las podrían vender. Todas mis cavilaciones se esfumaron rápidamente en mi primer paseo desde el hotel. Con grandes banderolas o rótulos en las fachadas, la hoja verde de 5 puntas era un reclamo en decenas de comercios por la ciudad. Encontré piruletas, claro, pero también encontré panaderías especializadas con todo tipo de variedades horneadas con el ingrediente secreto que yo no sabía pronunciar. Desde entonces hasta hoy me han llamado especialmente la atención las recetas con cannabis, y mi curiosidad me ha llevado a tener en cuenta estas recomendaciones que aquí os traslado.

Tomad nota:

  • Chocolate. la combinación con cacao es perfecta. Puedes elaborar brownie, trufas o crear tus propias variedades fundiendo cacao y dejándolo endurecer de nuevo.
  • Bollería. Panes, bizcochos, rosquilletas,... échale imaginación para hornear tus recetas tradicionales con un punto especial
  • Caramelo. Aquí las famosas piruletas, los sabores dulces combinan muy bien, y es la receta más fácil de preparar. ¿Tienes azúcar? ¿Tienes fuego? Pues ya está :-) Ideal para cerrar una fiesta y regalar a tus amigos
  • Aceite. Por su textura untuosa, puedes combinarlo con otros aceites, pero ojo a la cantidad...
  • Cantidad. Prueba la cantidad que mejor vaya a cada receta. Piensa que en general influye la envergadura de cada uno y que a menor tamaño, menor cantidad
  • Variedad. Lo mismo que el punto anterior. Cada variedad tiene un efecto, así que piensa si buscas somnolencia o excitación ¡a ver si te vas a cargar tú la fiesta!
  • Cabeza. Compra tus ingredientes en una tienda de confianza, y busca la variedad de cannabis más acorde a lo que necesitas.
  • Prueba. Este es el punto que más te va a gustar, haz de conejillo de indias antes de dar a probar tu receta o hacer cantidades más grandes. Acertar con la cantidad y la variedad es asegurarse el éxito.
¿Tenéis recetas? ¿Alguna recomendación?