jueves, 27 de junio de 2013

Enséñame tu portfolio

El otro día me llamó una amiga. Tenía una entrevista de trabajo. "¿Qué les llevo?" Pues tu web, nena, qué les vas a llevar. Es quien mejor habla de ti. Le has dedicado muchas horas y te representa. No sólo te has planteado enseñar tus proyectos, sino que la web tiene tu estilo, y te has molestado en que alguien escriba sobre ti y tu forma de trabajar. Eso lo sabía muy bien. Mi amiga, que es una magnífica interiorista, se considera a sí misma una pésima redactora, por lo que recurrió a mis "servicios" para realizar esa tarea. Yo lo tengo más fácil, ¡me dedico a esto! a escribir, a contar historias, y traté de ser su mejor presentadora para los visitantes de su web. La web tiene un portfolio con sus proyectos más destacados, enumera y describe los servicios que ofrece y además habla de sí misma. En ninguna entrevista de trabajo, por profunda que fuese se podrían abarcar tantos aspectos, ni de manera tan visual.

Ejecutiva con laptop con portfolio de trabajos
Mi mejor arma es mi portfolio online


La tendencia en la red sigue por ese camino. Cuando quieres darte a conocer de cara a una empresa y tienes una web, basta con que mandes el enlace. Se acabaron los Word adjuntos con tu currículum, los books de trabajo,... las inseguridades en la entrevista. Hoy en día adjuntas el link de tu web, de tu portfolio, de Flickr, de donde sea que tienes colgada esa parte de ti que quieres enseñar y que es tu mejor perfil profesional.

Colgar tu portfolio en internet


Internet se ha convertido en una gran carpeta de portfolios, donde tienen cabida todos los profesionales que pueden publicar su trabajo: portfolios de fotógrafos, de interioristas, estudios de diseño que muestran sus últimos proyectos o un recorrido por su trayectoria. En este tipo de web tienes la posibilidad de enseñar los clientes para los que trabajas, hablar de tus proyectos en primera persona. Pero lo más importante es que muestras tu estilo, dejas traducir tu manera de trabajar, tu portfolio es un reflejo de tu perfil profesional. Esta parte es la más útil de cara a las empresas que barren la red en busca de talentos. Y por otro lado, como comentábamos, es tu mejor carta de presentación.