viernes, 31 de julio de 2015

Construcción de piscinas en Valencia, caprichos para el buen tiempo

Temperaturas irresistibles, noches en vela gracias al calor, piscinas llenas de gente y ni un alma por la calle hasta el atardecer son los síntomas para saber que ya estamos en verano ¿Lo habéis notado? Las altas temperaturas de esta estación del año hace que saque de mí, aún más, mi lado de moderna, cotilla y cazadora de tendencias, puesto que analizo desde cualquier bikini que llame mi atención hasta piscinas diferentes y a medida, y por supuesto, me fijo en toda la decoración ¡Un vicio que no puedo evitar, las tendencias me llaman!

¿Qué es tendencia en la construcción de piscinas en Valencia?

Como os comenté hace menos de un año, disfrutando de mis vacaciones me enamoré de la piscina privada que tenía aquel ático donde me alojé y desde entonces, prometí empezar a ahorrar para poder tener la mía propia. Pues bien, ha llegado de nuevo el calorcito y sigo sin piscina ¿algún año lo conseguiré? Pero por suerte, hará cuestión de una semana, cuando fui de visita al chalet de mis tíos que está en Gandía (plan que se repite cada verano) descubrí una bonita piscina que llamó mi atención: una construcción de piscinas en Valencia con forma diferente, alicatada con ladrillito color azul mar ¡precioso!, escalera gradual para acceder e iluminación nocturna, todo un cambio radical para la piscina que tenían. 

construcción de piscinas en Valencia para tomar el sol

Un lugar para el baño que no tardé en disfrutar y mucho menos en averiguar como lo habían conseguido. ¡Qué lujo disponer de esa piscina privada! Mí tía estaba encantada de que yo, su sobrina más chic, le preguntase por esa obra maestra y enseguida me respondió que había sido posible gracias a una empresa cercana que se dedica a la construcción de piscinas en Valencia, ya sean piscinas de fibra o de hormigón y que además ofrece productos y servicios para el mantenimiento.

Ventajas de tener mi propia piscina en casa

Muchas veces, el ir a una piscina pública conlleva tener que preparar todos los trastos (toallas, comida, cremas, juegos variados para los niños, etc.) y se convierte en una carga sumada al incesante sol del verano. Por ello, la mejor opción es optar por la construcción de piscinas en Valencia para disponer de un lugar propio y privado para el baño que aporta grandes ventajas: 
  • Poder disfrutar a la hora que quieras de la piscina
  • Evitar las aglomeraciones de gente, que muchas veces impiden bañarse tranquilo
  • No tener que preparar la mochila cada vez, en casa tienes todo a mano
  • Invitar a amigos a pasar un agradable día veraniego
  • Mayor control de los más pequeños para evitar percances 
El verano es para disfrutarlo, así que animaos y empezar a pensar en vuestra propia piscina. ¡Yo ya tengo miradas hasta las hamacas y sombrillas que pondré para decorar! Mientras, seguiré soñando con lo bonito que es tener piscina privada.